La importancia del mundo rural

La importancia del mundo rural

La crisis que ha experimentado el mundo en estas últimas semanas pone de manifiesto la importancia de revertir una tendencia iniciada en las Revoluciones Industriales pero de manera muy pronunciada en los años 50-70 del pasado siglo, en el que la industrialización de los países europeos supuso un trasvase de mano de obra ingente desde el mundo rural hacia la ciudad. 

Este proceso que desde el punto de vista puramente económico supuso un despegue hacia una nueva economía basada en la industria pero sobre todo en el mundo de los servicios, no estuvo exenta de grandes costes en esa población y en una sociedad que perdió su esencia en ciudades dormitorio de Madrid, Barcelona y Bilbao entre otras, y que tuvo una repercusión muy negativa en lo social a partir del momento del inicio de democracia española con una escalada ingente de paro, especialmente juvenil, consumo exponencial de droga, degradación social, etc…

Esos problemas sociales no han dejado de existir desde entonces y continúan en forma de desequilibrios económicos y sociales que no dejan generar una sociedad en equilibrio, sino en perpetua búsqueda de un nivel de renta en un mercado laboral cada día más precario que permite sobrevivir en urbes menos accesibles desde el punto de vista del poder adquisitivo, creando una exclusión que se anticipa creciente después del fin del primer confinamiento decretado el 14 de marzo 2020 en España.

Como se puede observar en la tabla siguiente, es muy llamativo el crecimiento de la población en grandes urbes, especialmente Madrid y Barcelona y sus ciudades dormitorio próximas a la capital, que acaparan más de un 30% de la población española en tan solo un 5% de su territorio, en comparación con provincias como Soria, Teruel, Cáceres y muchas otras que sufren un decrecimiento de población con la consiguiente pérdida de los más básicos servicios en sus municipios y pueblos que mueren en favor de una huida hacia la gran ciudad. En 1900 por poner una fecha en contexto, las poblaciones de Madrid y Barcelona no suponían más del 3% del total en España.

Tabla I: Población de Madrid, Barcelona y Valencia a 1 julio 2019

En el extremo opuesto, se encuentran una gran cantidad de provincias en España que han sufrido en particular esta situación de despoblamiento rural y que continúan con una pérdida neta de población en muchos casos superiores al 1%, abocadas a una brecha insalvable de su tejido empresarial, social y cultural.

Desde Rural Talent, vemos que esta tendencia gracias al potencial desarrollo del teletrabajo, no exento de riesgos futuros por la competencia global a desarrollarse en perpetuo detrimento de la remuneración salarial, puede abrir una vía de desarrollo del emprendimiento en núcleos rurales que permitan revertir un ciclo que contribuya a revitalizar dichos municipios.

Tabla II: Provincias con población inferior a 20 hab/km2 - 1 julio 2019

El mundo rural abre un espacio en conexión con la naturaleza, con otros oficios, hobbies, y desarrollo personal en un entorno que ha tenido un impacto menor a los riesgos vividos en la pandemia del COVID-19 en estas semanas. Confiamos que las autoridades, ayuntamientos y otros entes públicos y privados contribuyan a incentivar esta tendencia que solo podrá traer beneficios a todas las partes. Desde Rural Talent esperamos ser ese grano de arena que ayude a emprendedores a ver lo positivo en desarrollar sus proyectos en el entorno rural. ¿Te apuntas? Rellena el formulario y apúntate al movimiento rural #SéTúElCambioQueQuieresVer

¡Quiero compartirlo!

Facebook
Twitter
LinkedIn