Las diferentes etapas de una startup y su financiación

Las diferentes etapas de una startup y su financiación

Conviene iniciar este post de Rural Finance con un recordatorio de las fases de obtención de recursos para cualquier idea, proyecto o emprendimiento que tengamos en desarrollo, con el fin de planificar adecuadamente los pasos a dar en cada una de ellas.

Frecuentemente, muchos emprendedores se aventuran a desarrollar un proyecto de manera directa, contando con recursos propios del fundador o socios/familiares/conocidos (“Family and Fools”) sin tener en cuenta las necesidades a futuro y cómo obtener dichos recursos para no encontrarse en un momento dado con la imposibilidad de obtenerlos y consecuentemente el proyecto encontrarse abocado al cierre o abandono.

Para dicho fin es muy recomendable un plan de negocio que identifique a futuro, aunque no se disponga de completa visibilidad, las necesidades de captar esa financiación pública (ENISA, CDTI, ICO) o privada (Incubadoras, “Business Angels”, Bancos, Crowdfunding, Fintechs, Fondos de Venture Capital) que permita desarrollar con éxito el proyecto. 

Con ese fin hemos establecido Rural Finance, para colaborar en el desarrollo de aquellos proyectos en fase inicial o ya en alguna fase de crecimiento que requieran de apoyo y/o recursos financieros y como abordarlo para apoyar su desarrollo a futuro, tanto a empresas con las que iniciaremos nuestros procesos de incubación en el mundo rural, como abierto a cualquier proyecto que tenga necesidad de asesoramiento financiero para alcanzar sus objetivos.

1.- Semilla ("Seed")

Este nivel es la etapa inicial, incluso se podría establecer un paso previo, donde nace la propia idea o se investiga sobre ella antes de dar el paso en su potencial desarrollo (“Pre-seed”). En esta primera fase la idea de negocio está construyéndose, así como el producto o servicio. En este nivel no se requiere una gran inversión, debido a que todavía no existe un plan de negocio claramente definido y desarrollado. Los fundadores, suelen ser especialistas en el negocio, aportando el capital a cambio del trabajo o capacidades y contactos que puedan contribuir al proyecto.

A partir del momento de que la idea vaya madurando, es necesario iniciar la captación de fondos para el desarrollo final del producto o servicio objeto del proyecto. En este tiempo suelen llegar los primeros inversores que son las llamadas 3 Fs, Familia, Amigos y “Socios” (“Family, Friends and Fools”). Se podría hablar también de otras formas de financiación como son los “Business Angels”, que además de aportar capital a cambio de un porcentaje, también sirven en ocasiones como mentores, aportando su conocimiento del sector o contactos para su desarrollo. Asimismo, en función de que la empresa haya podido disponer de un capital más o menos en el entorno de 20-30k euros, puede optar a créditos ENISA o CDTI que pueden ayudar a consolidar el crecimiento de la empresa y dar un salto hacia la comercialización y etapa temprana o “early stage”.

2.- Early Stage

El producto ya se encuentra en el mercado y en fase de comienzo o incluso teniendo los primeros beneficios alcanzando los objetivos iniciales del modelo de negocio. A medida que el producto se consolida en el mercado y se desarrolla el modelo de negocio, la compañía experimenta un crecimiento con la necesidad de contratar a empleados de manera directa a expensas de poder ingresar los primeros fondos de inversores externos o colaboradores externos a cambio de participación en el negocio. Cada vez surgen más inversores institucionales en España (muy desarrollado en el mercado USA y UK) que pueden financiar a la empresa tanto en esta fase como la anterior, en forma de aceleradoras/incubadoras y Seed capital que pueden aportar hasta 50-100k euros de capital.

Otras etapas

El resto de etapas aceptadas en la jerga del emprendimiento (“Growth, Expansion y Exit”) son generalmente definidas por la propia evolución del proyecto, acuerdo entre los socios, potenciales nuevos inversores (o existentes), generalmente ya fondos de Venture Capital con capacidad para inversiones a partir de 5-20 mill. euros y que pueden llevar a la empresa a su pleno potencial aunque siempre dependiendo de un elevado número de factores como el propio producto o servicio, la competencia, ciclos económicos, etc…, de lo que nos ocuparemos en futuros posts.

Rural Talent quiere posicionarse principalmente en estas etapas de desarrollo incipiente de las empresas para ayudarlas en su proceso de incubación para que puedan establecerse en el entorno rural y disponer de los recursos que garanticen su “éxito”.  Si quieres establecer tu empresa en el mundo rural contáctanos a través de hola@ruraltalent.eu

¡Quiero compartirlo!

Facebook
Twitter
LinkedIn